Comunicado 8M

8M. PARAMOS JUNTAS, JUNTAS AVANZAMOS

El movimiento feminista convoca una huelga general, laboral, de cuidados, estudiantil y de consumo para este próximo 8 de marzo. La Confederación Nacional del Trabajo reunida en su Pleno de Regionales ha aprobado por unanimidad dar todo su apoyo al llamamiento convocando huelga general para ese día.
      Nos colocamos, como sindicato, detrás de un movimiento diverso cuya perspectiva crítica alimenta nuestro ideario. Llevamos la lucha feminista en nuestro ADN, así lo recogen los estatutos de nuestra organización y estamos orgullosas y orgullosos de ello… Por eso, queremos que todo el protagonismo esté donde tiene que estar este 8 de marzo.
      Como personas luchadoras, compañeras y compañeros nos comprometemos a trabajar codo a codo por el éxito de este 8M en aquellas estructuras feministas en las que ya militamos, dentro y fuera del sindicato, para contribuir con todas nuestras fuerzas a demostrar que, si paramos las mujeres, todo se para.
      Porque creemos que la violencia económica debe seguir encontrándonos de frente, como ya ha ocurrido con cuidadoras, trabajadoras de limpieza, las Kellys o camareras de piso,  trabajadoras de Berskha, de Coca-Cola… y todas y cada una de las mujeres que están diciendo basta en un país en el que cobramos menos que los hombres y sufrimos más precariedad.
      Porque reconocemos el inmenso valor del cuidado, tan interesadamente obviado por el capitalismo salvaje, que no lo retribuye o lo hace de forma insultantemente deficiente. Un trabajo tan vital como poco reconocido y que trenza la base de la sociedad sigue recayendo de manera casi exclusiva en las mujeres.
      Porque creemos que la violencia sexual, al fin en cuestión, al fin fuera del armario, nos afecta en todas las dimensiones de la vida y atenta contra la libertad tanto íntima como pública. Nos queremos mujeres libres, y en esa lucha por la libertad todos y todas debemos revisar nuestros gestos heteropatriarcales.
      Porque creemos en la necesidad de defender la diversidad afectivo-sexual, en una sociedad en la que la libertad sexual permita que cada cual haga con su cuerpo, su género o su sexualidad lo que desee. Nuestra libertad crece junto con la de las demás, muy lejos de la hipocresía del credo liberal que convierte las libertades en una mercancía al servicio de aquellos que puedan pagarlas.
      Porque saludamos la compañía de los feminismos racializados, tan necesarios, de los que tanto tenemos que aprender de nuestro propio privilegio, que entran de lleno en esta movilización feminista, denunciando la vergonzosa actuación de la Europa Fortaleza, el racismo institucional y la violencia inaudita que se practica en las fronteras interiores y exteriores.
      Sabemos que todo esto no es ‘cuestión de mujeres’, sino cuestión de feminismos: porque no hay explotadas sin explotadores pero tanto nosotras y como nosotros llevamos un nuevo mundo en nuestros corazones, y en ese mundo no tiene cabida un sistema heteropatriarcal injusto, caduco y agonizante.
      Por todo ello, el 8 de marzo saldremos a la calle, y animamos a todas y todos a participar en una movilización que impulse las olas de esta marea morada.

¡A la huelga, hermanas! ¡A la huelga compañeras, compañeros!

#8M: la huelga que liberó al feminismo

#8M: la huelga que liberó al feminismo

El feminismo ha ganado, para bien de todas y todos, ha ganado en las calles, en las casas, en los centros de trabajo, en los institutos…

Nos felicitamos porque el movimiento feminista, asambleario y horizontal, ha sabido tejer las redes necesarias para convocar una huelga transversal —laboral, de consumo, de cuidados, estudiantil— capaz de movilizar a mujeres de todo el Estado —de todo el planeta, en realidad—, y ha conseguido liberar, al fin, los feminismos, que se conozca su mensaje de justicia social y vayan quedando lejos los tópicos machistas que pretendían desorientar sobre su verdadera naturaleza.

Nosotras y nosotros, como sindicato, nos pusimos detrás del movimiento, y realizamos todas las labores de infraestructura necesarias —papeleo, información a agentes sociales, negociación de servicios mínimos, presencia en medios, reuniones en los sindicatos y centros de trabajo, pancartas, pegadas…— para apoyar su justa demanda y su acertada apuesta. A diferencia de los sindicatos de concertación, nosotras y nosotros creemos en la autoorganización popular de la que formamos parte.

Por fin, la brecha salarial, que implica que a cuidados del mismo valor no se paguen los mismos salarios, ha pasado a primer plano. Ya no te podrán decir que no existe, ya nadie podrá negar sin argumentos que además impacta en unas pensiones desiguales que condenan a la mujer a la precariedad, ni podrán ocultar que los riesgos laborales tiene un sesgo de género, ni que además del techo de cristal está el suelo pegajoso de las que no llegan a las mínimas condiciones laborales dignas.

Por fin, la violencia sexual aparece entreverada con otras violencias, y todo ello enmarcado en un sistema de dominación y explotación, el heteropatriarcado, responsable de muertes, violaciones, acoso, infelicidad… La cultura de la violación no puede aislarse del control cotidiano de nuestros cuerpos, que se muestran en realidades tan diversas como el terrorismo machista o la publicidad sexista, homófoba, gordófoba y capacitista.

Por fin, los cuidados han pasado a ocupar el centro de las conversaciones, y las mujeres que trabajan en el hogar, su ingente aportación esencial para el funcionamiento de la sociedad, tomó las calles. Porque nos hemos hartado de ver trabajar gratis y sin reconocimiento social a nuestras madres y abuelas, salimos con ellas a las calles. También quedó clara la explotación de las mujeres que se encargan de los cuidados, muchas de ellas racializadas o migrantes. Ya no vamos a consentir que siga pasando desapercibida de falta de corresponsabilidad por parte de los varones y el Estado, sabemos todas y todos que no hay producción sin reproducción.

Por fin, una educación afectivo-sexual que atienda a la diversidad de nuestros cuerpos y deseos ha sido exigida por las y los estudiantes, que quieren que el feminismo, las propias mujeres y la variedad de cuerpos, géneros y deseos existente empecemos a aparecer en los temarios escolares: no se puede silenciar una de las movilizaciones sociales más importantes de los dos últimos siglos.

Por todo eso, desde la Confederación Nacional del Trabajo, anarcosindicalista y feminista, sólo podemos decir ¡Enhorabuena a todas! ¡Sigamos construyendo ese mundo nuevo que llevamos en nuestros corazones!

Éxito rotundo de la huelga general feminista del 8 de marzo

Éxito rotundo de la huelga general feminista del 8 de marzo

Las mujeres de todo el estado respondieron a la llamada del movimiento feminista y salieron ayer masivamente a la calle en la primera huelga general feminista convocada en su eje laboral por CNT junto a otras organizaciones sindicales de clase.

Después de una mañana intensa en la actividad de los piquetes informativos en empresas y centros de trabajo, la manifestaciones de la tarde contaron la participación de cientos de miles de personas según las estimaciones más moderadas. Los centros de las grandes ciudades del país se han quedado pequeños para acoger la asistencia a manifestaciones que no se recordaban desde los tiempos del 15M. En Madrid, Barcelona, Valencia, Zaragoza o Bilbao los centros urbanos han quedado totalmente colapsados.

La CNT, cuya tradicional bandera roja y negra se sustituyó por la morada y negra, acudió a la manifestaciones de numerosas ciudades en bloque con el sindicalismo combativo haciendo realidad una unidad de acción que ya se está conformando en diferentes sectores y empresas.

Desde CNT consideramos un logro la convocatoria de la primera huelga general feminista de 24 horas, a pesar de la labor de desinformación llevada a cabo por algunos medios de comunicación afines al gobierno, el boicot de UGT, CCOO, ELA y LAB, además de las trabas puestas por la administración en la negociación de los servicios mínimos.

A falta de datos precisos sobre seguimiento, desde CNT creemos que el éxito de la primera huelga feminista ha sido incontestable. Esperamos haber contribuido como organización con la convocatoria de 24 horas de huelga a la propagación de las reivindicaciones feministas y al incontestable éxito de participación en las distintas movilizaciones feministas que se produjeron durante todo el día de ayer y que acabaron con las históricas manifestaciones celebradas por la tarde en todas las ciudades del estado.

Por otra parte, desde CNT se han detectado conductas antisindicales y vulneradoras del derecho a la huelga en no pocas empresas, contra las que se tomarán en los próximos días las medidas legales oportunas.

La CNT felicita en este día al movimiento feminista y llama a todas las trabajadoras y trabajadores a continuar luchando contra el patriarcado y el capitalismo en todos los ámbitos y a todos los niveles. Porque mujeres y hombres tenemos que oponernos a la explotación en todas sus formas, como única manera de acercarnos a otros cuidados, a otra sexualidad y a otra economía en las que no tenga cabida este sistema heteropatriarcal injusto, caduco y agonizante que padecemos.

Pero nada se termina ayer. Hoy, 9 de marzo seguiremos trabajando con energías renovadas para que la lucha por el feminismo y la igualdad traspase el constatado éxito de este día y se convierta en esa necesaria realidad cotidiana que desde la fundación de nuestra organización venimos reivindicando sin descanso.

Secretariado Permanente del Comité Confederal
Confederación Nacional del Trabajo
IMÁGENES DE LA HUELGA

IMÁGENES DE LA HUELGA

aranjuez | ávila | badajoz | barcelona | bilbao | cáceres | ciudad real | colmenar viejo | compostela | córdoba | donosti | fuerteventura | granollers | gijón | hospitalet | huesca | jerez | logroño | madrid | madrid sur | olot | oviedo | palencia | palma | pamplona | rota | salamanca | santander | segovia | sevilla | tenerife | teruel | toledo | valencia | valladolid | zamora | zaragoza

Ávila

Piquete matutino

18:02h: Asamblea feminista

Manifestación

subir ↑

Aranjuez

11:33h: Piquetes informativos

subir ↑

Badajoz

11:30h: Cacerolada

12:12h: Plaza san Antón. Charla en la calle sobre igualdad

subir ↑

Barcelona

07:32h: Comienzo del día cortando carreteras

subir ↑

Bilbao

08:02h: Huelga feminista en el Puente La Salve

11:43h: Gran Vía llena de mujeres preparando la sentada silenciosa

Manifestación. Gran Vía completamente llena

subir ↑

Cáceres

14:58h: Comida común

subir ↑

Ciudad Real

Manifestación

subir ↑

Colmenar Viejo

13:23h: Concentración

subir ↑

Compostela

10:03h: Comienzan los piquetes desde la Plaza de Cervantes

10:25h: Piquetes no pequeno comercio e a hostalaría, sectores maioritarios nesta cidade

Manifestación. La más multitudinaria que se recuerda, muy por encima de las huelgas generales anteriores o de las manifestaciones por los incendios

subir ↑

Córdoba

09:31h: Comienza el piquete unitario

11:03h: Pasacalles unitario frente al Corte Inglés

subir ↑

Donosti

13:21h: Frente a la iglesia del Buen Pastor

subir ↑

Fuerteventura

13:51h: Piquete y manifestación

subir ↑

Gijón

08:32h: Amanecen sellados varios supermercados y la sede de CCOO y UGT con el mensaje “cerrado por huelga general de 24 horas”

12:12h: Piquetes informativos

subir ↑

Granollers

13:00h: Pasacalles

subir ↑

Hospitalet de Llobregat

Manifestación

subir ↑

Huesca

08:13h: Bicipiquete

11:43: Mani improvisada

subir ↑

Jerez

 Manifestación

subir ↑

Logroño

09:50h: Piquete en un acto del PP

13:32h: Manifestación de la mañana

subir ↑

Madrid

11:07: Piquete en su salida desde Triso de Molina hacia los Ministerios de Sanidad y Justicia

11:50: Ministerio de Sanidad y Asuntos Sociales. En la calle, no nos dejan pasar

12:58h: Calle Preciados

Manifestación de la tarde

subir ↑

Madrid Sur

08:19h: Hospital 12 de octubre

11:23: Manifestación en Leganés

13:32h: Piquete en el sur de Madrid

subir ↑

Olot

10:32h: Salida de los piquetes

13:15: Charla frente al sindicato sobre mujer y derechos laborales

subir ↑

Oviedo

08:37h: Piquete en Capgemini  en apoyo a cuatro compañeras (La Felguera)

10:04: Piquetes en un supermercado en La Felguera

subir ↑

Palencia

Manifestación

subir ↑

Palma

12:32: Arracando la manifestación

13:55h: La entrada a la delegación del gobierno bloqueada durante una hora

subir ↑

Pamplona

08:36h: Haciendo visible la huelga

subir ↑

Rota

Concentración

subir ↑

Salamanca

13:36h: Manifestación

subir ↑

Santander

 Manifestación

subir ↑

Segovia

Concentración junto al acueducto

subir ↑

Sevilla

Manifestación

subir ↑

Tenerife

10:28h: Cacerolada en La Laguna

subir ↑

Teruel

09:10h: Piquete en Universidad y Enseñanzas medias

subir ↑

Toledo

18:03h: Salida de la manifestación convocada por el Asamblea Feminista Toledo, que aglutina a los sindicatos convocantes de la huelga de 24 horas

subir ↑

Valencia

05:45h: Concentración en Frescos Delisano (Cheste)

07:34: Comité de huelga a punto de entrar en Frescos Delisano (Cheste)


10:04: El comite de huelga entra en Frescos Delisano

10:06: Pasacalles informativo sobre la huelga

10:16: Cortando la calle Xativa, pleno centro

10:58: Calle La Paz

subir ↑

Valladolid

00:38h: Piquete unitario por las calles del centro de la ciudad informando de la huelga en el sector de la hostelería

08:07: Piquete unitario saliendo del local de CNT

08:18: Piquete a su paso por la circular

11:06: Facultad de Filosofía y Letras

13:04h: Plaza Mayor. Inicio de la manifestación de la mañana

subir ↑

Zamora

 

10:04: Continúan los piquetes

subir ↑

Zaragoza

09:11: Piquete de CNT en la sede de Arvato

10:04: Continúan los piquetes

subir ↑

Primera valoración de CNT sobre el seguimiento de la jornada de huelga general feminista del 8M

Primera valoración de CNT sobre el seguimiento de la jornada de huelga general feminista del 8M

La Confederación Nacional del Trabajo considera la primera Huelga General Feminista Internacional todo un éxito en sus cuatro vertientes: laboral, de cuidados, estudiantil y de consumo.

Debemos señalar que ya antes de realizarse la huelga, esta ha sido todo un éxito ya solo por el hecho de que se han puesto sobre la mesa debates en torno al machismo, la precariedad y la desigualdad de las mujeres en nuestra sociedad. Pese al boicot y silencio que ha sufrido la convocatoria de huelga de 24 horas por CCOO, UGT, ELA, LAB, CIG, algunos partidos políticos y grandes medios.

Partiendo de que el carácter de la huelga ha sido único, en lo laboral y donde la participación ha sido variada según territorios y sectores, encontramos sectores más feminizados como pueden ser Telemarketing, donde la participación ha llegado a ser de hasta un 50%. Se observan retrasos en los transportes e incluso en la industria, un sector altamente masculinizado, vemos que oscila la participación de un 10 a un 20%.

En grandes y medianas empresas se observan más tasas de participación que en las pequeñas, aunque en ambas hemos recibido quejas de presiones, amenazas y engaños actualmente en manos de nuestros servicios jurídicos.

En la administración nos hemos encontrado muchas veces con que la administración ha inflado las necesidades de los servicios, encontrándonos por ejemplo con el caso de un servicio de emergencias con un 120% de servicios mínimos en la Junta de Castilla y león. Vemos que hoy en jornada de huelga nos hablan del derecho al trabajo, pero se olvidan de él el resto del año.

Ha habido gremios que se han sumado a la huelga como son las periodistas, en cuyo ramo ha habido paros que incluso han llegado a ser del 100% como en programas como carne cruda, el programa de Ana Rosa, Espejo Público, …

Se han suspendido también rodajes de series como Acacias, las chicas del cable, Amar es para Siempre, La otra mirada, …

Por territorios, encontramos que la participación en las grandes capitales es amplia, visibilizándose en los piquetes que han colapsado los centros de las principales ciudades. En cambio, en las ciudades más pequeñas el cómputo global es bastante inferior, aunque en las capitales de provincia se ha notado participación.

En el ámbito estudiantil, el seguimiento ha sido prácticamente total, especialmente en enseñanzas medias y universitarias, dándose el caso de universidades masivamente paralizadas como la universidad de Sevilla, donde muchos centros no se han abierto y gran parte del profesorado ha secundado la huelga de 24 horas.

CNT ha participado desde el comienzo del turno de noche del día de ayer en decenas de provincias, participando en decenas de actos, desde caceroladas hasta piquetes en bici, pasando por manifestaciones nocturnas a los tradicionales piquetes informando a las trabajadoras y los trabajadores de los derechos que a los que pueden acogerse si hacen huelga.

Hemos observado en determinadas provincias mucha beligerancia a la huelga, como el caso de Valladolid, donde han detenido a compañeras de la asamblea feminista 8M, han quitado carteles y no han dejado hacer su labor a los comités de huelga, pero las compañeras no han dejado de hacer su labor para lograr que la huelga fuese un éxito.

Vemos que las movilizaciones de la mañana en principio convocadas por asociaciones estudiantiles se han visto acompañadas por miles de trabajadoras y trabajadores en huelga que las han convertido en multitudinarias.

Y estamos convencidos que esta tarde las movilizaciones van a ser más masivas si cabe, dado que las personas amenazadas y engañadas que no han podido secundar las 24 horas van a estar en las calles haciendo escuchar su voz y valer sus derechos.

YA ES 8M: En la calle, en la empresa, en la casa y en la escuela

YA ES 8M: En la calle, en la empresa, en la casa y en la escuela

A las cero horas de hoy, 8 de marzo de 2018, ha dado comienzo la primera huelga general feminista en el estado español, convocada por la CNT y otros sindicatos de clase para denunciar las desigualdades que aún persisten entre mujeres y hombres en todos los ámbitos de la vida, agrupadas en cuatro ejes: laboral, cuidados, consumo y estudiantil.

Los sindicatos de CNT han organizado piquetes informativos en sus localidades que han comenzado su actividad hace escasos minutos, al objeto de informar a trabajadoras y trabajadores del derecho que les asiste a no acudir al trabajo en apoyo de las reivindicaciones del movimiento feminista en este día.

La CNT ya hizo público ayer que la mayoría de las negociaciones de servicios mínimos de cara a la huelga han finalizado sin acuerdo, al haber sido considerados excesivos por los sindicatos y un intento de las administraciones de minimizar la visibilidad y los efectos de la huelga. Por esta razón la CNT se encuentra vigilante ante cualquier anomalía en relación al cumplimiento de los servicios mínimos decretados por la autoridad laboral.

Los piquetes informativos continuarán su labor durante la mañana hasta confluir en los distintos actos reivindicativos convocados y finalmente en la manifestación de la tarde. Desde CNT esperamos que la jornada de huelga se desarrolle sin incidentes y que las empresas no obstaculicen el derecho a la huelga de trabajadoras y trabajadores, como ha ocurrido en anteriores paros. Los servicios jurídicos del sindicato estarán atentos a cualquier actuación empresarial que vulnere el derecho a la huelga o que intente obstaculizar la actuación de los piquetes informativos.

Anoche, la policía impidió el acceso al centro de trabajo al comité de huelga en el 112 de Valladolid y, por tanto, la comprobación de que todo estaba discurriendo con normalidad. En este sentido, animamos a todas las personas a poner en comunicación de los sindicatos y denunciar cualquier actividad tendente a impedir el ejercicio del derecho de huelga, tanto en las empresas como en la enseñanza.

La CNT llama a todas las trabajadoras y trabajadores a secundar la huelga feminista, para continuar luchando contra el capitalismo y el patriarcado en todos los ámbitos y a todos los niveles. Porque mujeres y hombres tenemos que oponernos a la explotación en todas sus formas, como única manera de acercarnos a otros cuidados, a otra sexualidad y a otra economía en las que no tenga cabida este sistema heteropatriarcal injusto, caduco y agonizante que padecemos.

CNT formaliza la convocatoria de huelga general para el 8 de marzo

CNT formaliza la convocatoria de huelga general para el 8 de marzo

  • La Confederación Nacional del Trabajo convoca a mujeres y hombres a una huelga general feminista de 24 horas

  • El sindicato está manteniendo reuniones con grupos parlamentarios y patronales para negociar las propuestas y reivindicaciones

Madrid, 20 de febrero 2018.-
Fotografía: Carlos Martín / Grupo de comunicación CNT

La Confederación Nacional del Trabajo (CNT) ha presentado esta mañana en el Ministerio de Empleo y Seguridad Social la convocatoria de huelga general de 24 horas para el 8 de marzo, tal y como acordó la confederación por unanimidad en su Pleno de Regionales el pasado 27 de enero.

El sindicato hace un llamamiento a mujeres y hombres para secundar la huelga general feminista de 24 horas y exigir a patronales y Gobierno:

– Eliminación de la brecha salarial, tanto directa como indirecta.

Para ello, el sindicato propone: definición de los elementos determinantes del salario y complementos salariales como contenido mínimo de los convenios, establecimiento de sanciones a las empresas en las que existe brecha salarial, dotación de medidas procesales que permitan el ejercicio de acciones por discriminación indirecta entre sectores equivalentes regidos por diferentes convenios.

– Eliminación de los obstáculos en el acceso y promoción en el empleo (suelo pegajoso y techo de cristal).

Entre las medidas que contribuyen a este objetivo se encuentran: establecimiento de medidas objetivas en el acceso al empleo y promoción profesional por la vía de la negociación colectiva, prohibición de la disponibilidad horaria fuera de la jornada laboral como requisito para la contratación, extender la preferencia por el género infrarrepresentado como criterio obligatorio en el ámbito empresarial, campañas de oficio de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social (ITSS) orientadas a comprobar el cumplimiento de la objetividad en el acceso y promoción profesional con sanciones específicas a su incumplimiento.

– Eliminación de obstáculos a la conciliación de la vida laboral y familiar desde el punto de vista de la corresponsabilidad.

Las iniciativas que CNT considera necesarias y urgentes en esta materia son: establecimiento de permiso de paternidad y maternidad idénticos e intransferibles, adopción de medidas de fomento de la corresponsabilidad con adopción de medidas de acción positiva orientadas a los varones -al menos de forma temporal-, creación de permisos por emergencia familiar, deber de las empresas de más de 250 trabajadores/as de contar con servicio de guardería así como de los Ayuntamientos de más de 5.000 habitantes a tener guarderías y centros de día, derogación de la Disposición Adicional 8ª del Decreto-ley 20/2012 que se refiere a que la cotización es a cargo de la cuidadora de la persona dependiente y no del Estado.

– Eliminación de toda discriminación en el trabajo al servicio del hogar familiar.

CNT exige al Gobierno que ratifique el Convenio 189 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), firmado en 2011, que garantizaría los mismos derechos a la empleada del servicio doméstico que a cualquier trabajador/a. El sindicato propone la derogación de la relación laboral de carácter especial y la inclusión en el régimen general y en el Estatuto de los Trabajadores, así como la consideración de las horas de presencia y disposición como tiempo de trabajo efectivo a todos los efectos.

CNT en estos días está manteniendo reuniones con grupos parlamentarios, patronales y Gobierno para hacerles llegar las reivindicaciones que sustentan la convocatoria de huelga general el 8 de marzo y negociar éstas y otras iniciativas que propone el sindicato para atajar la discriminación laboral que sufren las mujeres. El Gobierno central hasta ahora no ha respondido a la solicitud del sindicato para fijar un encuentro.

Fotografía: Carlos Martín / Grupo de comunicación CNT

Cinco huelgas de mujeres para abrir boca

Cinco huelgas de mujeres para abrir boca

Pese a la mayor precariedad de los sectores feminizados, las mujeres se han organizado en sus trabajos a lo largo de la historia en movilizaciones innovadoras en sus estrategias y que trascienden las reivindicaciones salariales. Estos son solo algunos ejemplos.

El movimiento feminista ha convocado una huelga global para este 8 de marzo. Una huelga que trasciende laboral, pero que también pretende incidir en ese ámbito. Pese a la mayor precariedad de los sectores feminizados, existen numerosos ejemplos de cómo las mujeres se han organizado en sus trabajos a lo largo de la historia.

Las huelgas de textil de principios del siglo XX en Cataluña, el sindicato de empleadas domésticas de Cazalla de la Sierra en el 36 o la huelga de Jaeger Ibérica en los 80 son solo algunos ejemplos de cómo las mujeres se han organizado en sus trabajos a lo largo de la historia, en movilizaciones innovadoras en sus estrategias y que, muchas veces, trascienden las reivindicaciones salariales.

Huelga de La Constancia, 1913

Una de las mayores movilizaciones a principios del siglo XX fue la promovida en 1913 por el sindicato femenino del Arte Fabril y Textil de Barcelona La Constancia. “Se inició el 30 de julio de 1913 y movilizó a entre 13.000 y 22.000 mujeres y, hasta su triunfo a finales de agosto, involucró en el paro a más de 50.000 huelguistas en un amplio marco territorial en Barcelona y otros centros de predominio textil, como Reus, Badalona, Manresa, Terrassa, Sabadell, Mataró, o Vilanova i la Geltrú”, recoge Mary Nash en ‘Trabajadoras : un siglo de trabajo femenino en Cataluña (1900-2000)’ . Las huelguistas querían aplicar la legislación laboral vigente de protección a las mujeres y los niños y sus demandas incluían una reducción de la jornada laboral a nueve horas, turnos de noche de ocho horas y aumentos salariales.

Sindicato de Empleadas del Servicio Doméstico de la CNT, 1936

En Cazalla de la Sierra, una de las huelgas más significativas fue la que protagonizaron las trabajadoras del servicio doméstico a primeros de junio de 1936”. Así lo cuenta José Antonio Jiménez Cubero en ‘Crónica local de la infamia franquista’ (autoedición, 2014)’. Tras varios intentos infructuosos de reunirse con sus patronos para negociar las condiciones de trabajo del gremio, las mujeres fueron a la huelga. “Durante la semana y media que duró el conflicto las trabajadoras realizaron varias manifestaciones por las calles principales de la localidad, además de organizar piquetes y presentar varias denuncias contra una serie de patronas que habían coaccionado a sus sirvientas para que no se sumaran a la huelga”, recoge Cubero. “Aunque al finalizar la tercera semana de junio el paro de criadas llegó a su término por agotamiento y las empleadas se reintegraron a sus trabajos nada volvería a ser lo mismo a partir de entonces en las relaciones interclasistas de la sociedad local”, sigue. Apenas dos meses después, el 12 de agosto de 1936, la localidad fue ocupada por las tropas sublevadas. De las diez que formaron parte de la dirección del Sindicato de Empleadas del Servicio Doméstico, cuatro fueron ejecutadas en los primeros meses de terror, otras cinco padecieron largas condenas de cárcel, y una fue depurada con la pérdida de empleo después del asesinato de su marido.

Las mujeres en las huelgas mineras de 1962, un papel crucial

La historia de la minería está llena de episodios de movilización en los que, pese a ser un sector altamente masculinizado, el papel de las mujeres ha sido crucial. Uno de los ejemplos más conocido es el del papel de las mujeres durante la huelga minera de Asturias en 1962, en pleno franquismo. Las mujeres cortaban carreteras, distribuían la recaudación de las cajas de resistencia, sostenían los hogares y organizaban piquetes en los que echaban maíz a los mineros que acudían a sus puestos (para señalarlos como “gallinas”). Este activismo desencadenó una dura represión contra ellas, como la ejercida contra Anita Sirgo, uno de los nombres propios de estas movilizaciones. Sirgo fue víctima de torturas en el cuartelillo de la Guardia Civil de Sama junto a su compañera Tina Pérez. Les dieron patadas y puñetazos hasta que consiguieron callarlas. Les raparon el pelo antes de soltarlas. Como se negaron a llevar un pañuelo en la cabeza, como les pidieron, las mandaron a la cárcel hasta que les creció el pelo.

Magnetti Marelli, una huelga social (1989)

Las trabajadoras de Jaeger Ibérica (hoy Magneti Marelli) marcaron un hito en los años 80 con sus movilizaciones por la igualdad salarial. Un jefe machista, una cultura heredada del franquismo (la del hombre como sustentador de la familia) y una discriminación salarial evidente pusieron en pie a estas mujeres en una batalla que apoyaron la mayoría de ellas. El hito de sus movilizaciones fue la huelga indefinida de 1989, una huelga en la que sus compañeros no participaron. Pedían revisar el convenio por el cual, gracias a un “plus de asiduidad”, ellos cobraban 7.000 pesetas más. También llamaban la atención sobre el hecho de que los puestos mejor pagados eran sistemáticamente ocupados por hombres, recuerda Tania Mercader, que entró en el comité de empresa en 1982.

En 1984, denunciaron a la empresa por discriminación salarial, y pese a conseguir un fallo a su favor, la empresa se negó a cumplir la sentencia. Por eso, las 320 trabajadoras de Jaeger Ibérica decidieron ir a la huelga, que unos días después declaran indefinida. Buscaron alianzas con otras organizaciones, multiplicaron sus formas de protesta (por ejemplo, paralizando un banco cuando fueron, tras la sentencia a su favor, a reclamar los pagos de sus compensaciones). Como explica Tania Mercader, dirigente sindical entonces, “se trataba de hacer ver que era una cuestión social”. El 8 de mayo de 1989, después de 3 semanas y 4 días de huelga, las 320 trabajadoras de Jaeger consiguieron un acuerdo para la equiparación salarial con los hombres. El documental ‘Aguantando el tipo’ recoge su historia.

La primera huelga en Inditex (2017)

La huelga de las trabajadoras de Bershka consiguió a finales de octubre de 2017 cerrar las cinco tiendas de la cadena en Vigo, Pontevedra y Vilagarcía de Arousa, en la primera huelga contra el grupo Inditex. Con una plantilla casi íntegramente compuesta por mujeres y un seguimiento de un 100% de los paros que se convocaron, las trabajadoras lograron ejercer presión para que se equiparase su sueldo con de sus compañeras y compañeros de otras provincias, del que les separaba una diferencia salarial del 130 euros.

Inditex aceptó gracias a la movilización de las empleadas abonar a las trabajadoras los salarios de tres de los nueve días que permanecieron en huelga. El acuerdo se adoptó pocas horas después de que la plantilla se manifestara frente a la sede de la empresa en Arteixo (A Coruña), en un acto que concentró a unas trescientas personas. Según la Confederación Intersindical Galega (CIG), sindicato al que pertenecen las cinco delegadas del comité de empresa, se consiguió también equiparar todas las mejoras en materia de vacaciones, permisos, excedencias, tiempos de descanso, lactancia y conciliación familiar.

Patricia Reguero
@DES_BORDES

TIC, TAC… Sobre la lucha y el feminismo que queremos

TIC, TAC… Sobre la lucha y el feminismo que queremos

A escasas horas de la huelga feminista del 8 de marzo, los mensajes que llegan al público siguen siendo contradictorios: ¿es una huelga o es un paro? ¿en qué consiste la huelga? ¿quién está convocado?

En primer lugar, como mujer -obrera y sindicada-, tengo muy claro que la huelga es una herramienta de lucha que consiste en abstenerse en realizar una actividad en perjuicio de aquellos a los que se dirigen las reivindicaciones o quejas.

Nuestras reivindicaciones, desde CNT sobre todo centradas en el ámbito laboral (eliminación de la brecha salarial, eliminación de los obstáculos en el acceso y promoción en el empleo, eliminación de obstáculos a la conciliación de la vida laboral y familiar fomentando la corresponsabilidad, eliminación de toda discriminación en el trabajo al servicio del hogar familiar, etc.), y las asumidas a nivel estatal englobadas en cuatro ejes, tienen claro su objetivo: si entendemos el feminismo como un proceso de liberación de todas, no de sólo algunas, las nuestras son reivindicaciones contra el patriarcado, contra el capitalismo y contra el Estado.

No podemos señalar únicamente al patriarcado sin ser conscientes de que tanto el Capital como el Estado se retroalimentan de este, manteniendo no sólo una división sexual del trabajo, sino una división de clases. No podemos señalar al patriarcado sin mostrar la desigualdad en la que se basa este sistema, oprimiendo con más fuerza a todo lo que no es hombre, no es hetero, no es cis, no es rico y no es blanco. No podemos señalar al patriarcado sin evidenciar a su vez como beneficia al capital y al estado el adjudicar a las mujeres en los hogares la responsabilidad de resolver las necesidades de cuidados, e invisibilizar este trabajo como si fuera otra función básica de las mujeres (como el respirar), con las implicaciones que la asunción de cuidados conlleva (doble carga de trabajo, precarización por la imposibilidad de conciliar, etc.) …

Teniendo claro contra qué luchamos, tenemos clara la necesidad de esta Huelga Feminista y su estructura. Porque las mujeres participamos en todos los espacios de la vida, y la huelga tiene que alcanzar no sólo el trabajo asalariado, también pararemos nuestro consumo, el trabajo doméstico y los cuidados, y nuestros estudios, para demostrar que, si nosotras paramos se para todo, ni se produce ni se reproduce. Este 8 de marzo no es un día de paros simbólicos, no es un día para salir a hacerse la foto en manifestaciones, no es un día de fiesta… es un día de lucha real.

Consideramos que el papel que tienen que tener los hombres ese día es de acompañamiento, no protagonista. Si quieren ser nuestros aliados, tienen que estar a nuestro lado, apoyándonos, sin asumir liderazgos sino los cuidados y acciones que creamos necesarias. Por eso creo firmemente que la forma más efectiva de hacer esto es ayudándonos a echar un pulso al sistema capitalista en la huelga general laboral, apoyando y asumiendo las reivindicaciones, y mostrando al sistema patriarcal y capitalista que estamos unidas y unidos en la misma lucha y dispuestos a pararlo todo para lograr una sociedad feminista.

A mayores de la importancia que tiene el realizar una huelga laboral -cuyo objetivo siempre es demostrar al capital la fuerza que tenemos las y los trabajadores unidos-, el tiempo que ha pasado desde la última y la importancia de que ésta sea específicamente feminista, me parece que además es necesario estratégicamente para que las mujeres puedan hacer la huelga en los cuatro ejes principales (laboral, cuidados, consumo y estudiantil). Siendo plenamente conscientes de la importancia que tienen los cuidados, no podemos visibilizarlos mientras dejamos sin atención a personas dependientes cuya vida o calidad de vida depende de ellos, por eso necesitamos que los hombres asuman esa parte ese día para que, del 8 de marzo en adelante, el reconocimiento de estas labores feminizadas e invisibilizadas y la corresponsabilidad sean algo real.

Pero no se trata solo de que los hombres asuman los cuidados, sino de denunciar un sistema que no nos deja hacernos cargo de manera sana, colectiva y consciente de nuestras necesidades, de nuestra vida.

Cuando luchamos por la igualdad, por un feminismo real en contra el patriarcado, luchamos de manera transversal buscando eliminar la dominación en todas sus formas, con todas las transformaciones de la sociedad que sean requeridas para tal fin.

Como mujer anarcosindicalista, asumo un feminismo de clase, por lo que entiendo que llamar a la Huelga el día en el que se conmemora la lucha de la Mujer Trabajadora no es sólo una herramienta para denunciar la situación de la mujer, sino que forma parte de una estrategia de lucha contra el patriarcado y el capital.

Daphne B.S
Valladolid, Castilla

¡SOLO LA LUCHA Y LA SOLIDARIDAD PODRÁN LIBERARNOS!

¡SOLO LA LUCHA Y LA SOLIDARIDAD PODRÁN LIBERARNOS!

Da igual dónde hayamos nacido. No es fácil ser “mujer” … Al Este o al Oeste, en un pueblo pequeño, o en una gran ciudad, nuestras vidas siempre son difíciles. Nos enfrentamos a algo muy similar en todos los casos. Para nosotras, la mayoría de las veces, las “responsabilidades” se convierten en “obligaciones”. Incluso aunque seamos muy diferentes, hablemos idiomas distintos y no tengamos apariencias similares. Siempre hay algo en nuestro interior que no cambia, de una a otra.

Nos han enseñado las mismas cosas. Que somos frágiles o débiles, torpes o bobas. Que debemos portarnos bien y ser obedientes. Que debemos cuidar de nuestra familia, de nuestros hijos y de nuestras hijas. No nos han enseñado a decir “NO”, a cuestionar ni a luchar. El patriarcado nos ha atado de pies y manos. 

Hemos conocido a muchas mujeres…Son nuestras madres, hijas, hermanas, vecinas, amigas, que han sido humilladas, insultadas, reprimidas, engañadas, vendidas, golpeadas, acosadas, asaltadas, abusadas, violadas, asesinadas y cuyos cuerpos han sido despedazados.

Y de las que después se dijo que lo merecían. En la tierra que habitamos (N. del T.: Turquía), una mujer es asesinada cada día por la “moral”. La costumbre, la tradición y la moral justifican los homicidios. Se la mata y luego se pregunta por qué estaba en la calle tras caer la noche. O por qué llevaba una falda tan corta. Cuando una mujer es violada, es ella la que tiene que demostrar que todo ocurrió sin su consentimiento.

Conocemos muy bien a estas mujeres. Son nosotras. Las conocemos de las miradas que devuelven los espejos, de sus gritos…Las conocemos muy bien, porque nos encontramos siempre con lo mismo. Cada día, hemos aprendido más y más, las unas de las otras. Hemos aprendido a decir “NO”, a coger de la muñeca, a cuestionar y a pelear.

Todo esto lo aprendimos las unas de las otras.

Empezamos a luchar contra lo que se nos había enseñado. Empezamos a luchar contra el machismo, contra quienes nos quieren hacer creer que las cosas no pueden ser de otro modo. Empezamos a luchar por nosotras mismas, por cada una de nosotras.

Cuando nos tomamos de la mano, nos hacemos más fuertes, más valientes, más conscientes, más despiertas, más resueltas, más libres …. Hemos aprendido la empatía y cómo ayudarnos las unas a las otras, hasta que se ha vuelto algo reflejo. Hemos aprendido a ser “nosotras”. Y hemos aprendido que volvernos “nosotras” nos hace libres.

Nos organizamos cada vez mejor para luchar contra el patriarcado, todos los días. Nos hemos dado cuenta de que, cuando nos unimos, nada puede desviarnos de nuestra lucha.

El 8 de marzo, el Día Internacional de la Mujer Trabajadora, la solidaridad internacional de las mujeres es nuestra fuerza, lo que nos da ánimos. Esta solidaridad atraviesa las fronteras y demuestra, una vez más, que no importa dónde estemos. Nada nos puede mantener alejadas de nuestra libertad.

Nota: este texto es parte de una colaboración entre CNT y el colectivo turco DAF, para intercambiar artículos de cara al 8 de marzo. Así, la edición especial de su publicación Meydan (http://meydangazetesi.org/) para ese día contará con un texto de CNT y aquí se publica el que nos han enviado. Aunque somos conscientes de lo limitado de esta iniciativa, mandamos a las compañeras y los compañeros de DAF todo nuestro apoyo para una lucha que desarrollan en circunstancias muy difíciles.

DAF-CNT