EDE Taldea será feminista o no será

Si EDE Taldea no trabaja por un cambio total de modelo de funcionamiento y elimina sus prácticas de miedo y represalias a nivel interno, por muchas medidas de conciliación que promueva y por muchas mujeres que ocupen cargos de responsabilidad en la organización, su discurso será vacío y, lo más doloroso, seguirá reproduciendo las desigualdades e injusticias del patriarcado.

Un año más, el 8M es un día de reivindicación feminista, un día para parar en nuestro empleo, estudios, cuidados y consumo. Un día en el que juntarnos con las otras y salir a la calle a reclamar algo tan básico como el hecho de ser consideradas personas, ciudadanas y sujetos políticos de pleno derecho.

Todas encontramos mil razones para participar en la huelga: las asesinadas, las violadas, las maltratadas, las empobrecidas, las ninguneadas, las explotadas, las múltiples agresiones diarias que vivimos… ¿Pero qué ocurre en nuestra organización? ¿Cómo vemos a EDE Taldea frente al reto que plantea el feminismo?

Partiendo de la premisa de que la perspectiva de género es una mirada que nos permite interpretar las relaciones de poder que se dan entre los géneros, que cuestiona el sistema y busca transformaciones, desde la sección de CNT en EDE Taldea os queremos trasladar algunas reflexiones:

  • El feminismo radical, nos habla no solo de “techos de cristal” y de “suelos pegajosos” para las mujeres, también nos habla de modelos de funcionamiento. La cultura organizativa feminista busca procesos democráticos y participativos, de transformación e interesados en las personas.¿Y cómo es el modelo de funcionamiento en EDE Taldea? Independientemente de tener rostro de mujer o de hombre, vemos un liderazgo vertical, cada vez más, de arriba abajo, que informa pero no comunica, que no pregunta a las y los trabajadores. ¿Cuántas trabajadoras sienten que la misión o visión de EDE Taldea ha dejado de ser suya? ¿Cuándo es la última vez que nos preguntaron algo para tomarlo realmente en cuenta? ¿Las personas coordinadoras lideran equipos donde las trabajadoras tenemos capacidad real de incidir en nuestra organización o, en gran medida, son espacios donde se nos trasladan las decisiones que vienen de arriba?Nosotras valoramos que EDE Taldea solo será feminista cuando su cultura organizativa lo sea, es decir, cuando no busque imponer, sino que dialogue con quienes internamente plantean otras formas de ver y hacer. Y sobre todo, cuando su acción y su práctica estén alineadas con su discurso y pongan en relación “el pensar, el ser y el existir”.
  • Las mujeres que realizamos trabajo sindical hemos vivido y vivimos represalias de distinta índole e intensidad. La amenaza y el castigo han sido, y siguen siendo, una práctica habitual para quienes se organizan para defender sus derechos o para manifestar posturas que no coinciden con el discurso o los intereses de la dirección de la entidad.Ante esta dinámica que sufrimos, afirmamos que practicar la estrategia del miedo, buscar reducir la diversidad de opiniones o el acallar las reivindicaciones de derechos laborales, no son sólo acciones antisindicales sino también antifeministas.
  • En esta misma línea, despedir a toda la plantilla de St3 Elkartea, negándose en todo momento a la búsqueda de posibles recolocaciones de las personas en el resto de organizaciones del grupo (a pesar de que sus tareas siguen siendo necesarias y ha habido que contratarlas por otras vías), y dejando a las mujeres despedidas a la puerta de la precariedad y el empobrecimiento, ¿es acaso una práctica feminista que pone a las personas y a las mujeres de la entidad en el centro?

EDE Taldea será feminista o no será. Si EDE Taldea no trabaja por un cambio total de modelo de funcionamiento y elimina sus prácticas de miedo y represalias a nivel interno, por muchas medidas de conciliación que promueva y por muchas mujeres que ocupen cargos de responsabilidad en la organización, su discurso será vacío y, lo más doloroso, seguirá reproduciendo las desigualdades e injusticias del patriarcado.

Nosotras, por nuestra parte, queremos recordar y reconocer (y reconocernos) a todas las mujeres que, a pesar de la carga de género, se levantan, organizan y luchan en sus espacios de trabajo, porque en ellas se recoge la misma esencia del empoderamiento, “cada mujer se convierte en defensora de sí misma y de las otras”.

Gora borroka feminista!

Sección sindical de CNT en EDE Taldea